SOL ANDALUZ













El sol hiriente se muestra sin culpa
quemando la flor, los campos...
Y ojos deslumbrados
se resienten de su dominio.

Despoja a la naturaleza
de sus húmedos olores.
Le cuesta compartir,
todo huele a paja.

Y se despide solemne
ante la imitación humana,
dando paso a la oscuridad nebulosa
del universo.

Deseos de luna estremecen a los amantes
que despiden al seductor
entre besos húmedos y complices sonrisas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

LA SOLEDAD DE LA LIBERTAD

TENGO UNA CONVERSACIÓN