AL BUEN ENTENDEDOR...


Me adentro en el tiempo y fuí a preguntar
al señor Freud sobre los lapsus del lenguaje político.
Sentía necesidad de escuchar otra respuesta,
a lo mejor había reflexionado algo nuevo durante estos años.
Las gallinas merodeaban por su tumba
Y me contestaron con un pío...pío...sepulcral.
Las extrañezas del mundo onírico.





Comentarios

Entradas populares de este blog

LA SOLEDAD DE LA LIBERTAD

TENGO UNA CONVERSACIÓN