CUANDO DIGO SI TU DICES NO







Estoy en la cocina limpiando
la cafetera y tu aroma sigue presente.
Huelo el café y recuerdo tus sorbos cuando dudaba...
Comencé a amarte y tu taza quedó vacía.

.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA SOLEDAD DE LA LIBERTAD

TENGO UNA CONVERSACIÓN