El HILO DE CONFIANZA

Veinte y cinco de Octubre no se de que año.

Quise vestirme con el traje del asombro
pero mi asombro fue cuando me vi con otro,
me sentaba un poco holgado, tenia que hablarle y llegar a un acuerdo.
Ajusta el hilo de la confianza - me dijo, - te quedará a medida.
Nació la amabilidad con la desconocida.

Escuchas al pájaro piar y al cuervo graznar
el árbol talado florece y el musgo en el campo te obliga a oler con detalles resbaladizos
y las hojas caen embriagando el otoño en colores de paleta.
Tu ego no te pide y la mente está en paz, esos días son, exquisitos baños de confianza y le muestra al capitalismo que otra vida es posible.


Para mis amig@s que tanto me han apoyado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DE GADIR AL SIN FIN DE POSIBILIDADES

¿COMPRENDERIA MI VIDA SIN COMPRENDER LA TUYA?

MAR DE PLATA